¿Con qué tiene que ver este blog?

¿Con qué tiene que ver este blog?
A la 1 de la tarde, el sábado 20 de julio del 2013, en el cine Magaly, un grupo de cinéfilos abrimos un nuevo cineclub en Costa Rica, con el afán de disfrutar del cine, del que llega y del que no llega a las salas comerciales. El deseo es compartir ese afán con más y más personas.
Nuestro enlace por Facebook es:
https://www.facebook.com/ClubMagaly?fref=ts

martes, 6 de agosto de 2013

El cine satírico o la sátira en el cine: primer ciclo del Club

Yoshua Oviedo
escribió para el primer
ciclo de Club Magaly
El primer ciclo que se organizó por parte del CLUB MAGALY fue uno sobre el cine satírico o la sátira en el cine. Para tal efecto, contamos con la ayuda de dos películas del director español Alex de la Iglesia: La chispa de la vida (2011) y El día de la Bestia (1995).

El compañero del grupo, Yoshua Oviedo Ugalde, crítico de cine, escribió la introducción del programa de mano, que reproducimos aquí:

EL CINE SATÍRICO

La sátira como estrategia para criticar a alguien o algo se ha usado por siglos. El comediógrafo Aristófanes escribió varias obras utilizando la ironía y el humor para poner en ridículo a ciertos sectores de la Grecia Clásica. En el cine, la sátira se ha empleado con mayor o menor éxito. Así, comediantes como Chaplin supieron explotar muy bien este subgénero de la comedia (El gran dictador, 1940).

El cine satírico se caracteriza por exponer la indignación que se siente hacia una persona, grupo, ideología o situación. Dicha indignación está cargada con cierto odio; por eso su humor mordaz. Las burlas y la ironía están siempre presentes. Mediante su lenguaje, la sátira busca también el asentimiento del público, quien hace suya la crítica planteada y apoya la obra por empatía. El público también se considera víctima de la situación descrita y, por ello, reacciona a favor del tono lúdico e irreverente de la sátira.

En ese sentido, hay implícito un factor moralizante en la sátira cinematográfica: existe en ella el afán por cambiar la opinión pública (aumentar el compromiso crítico del espectador).

El cine satírico del español Álex de la Iglesia encuentra siempre aspectos por criticar en la moral social y religiosa. Con humor negro y referencias culturales del momento, el director bilbaíno construye una filmografía de carácter social; con ella, se burla –con gran sarcasmo– de cánones establecidos considerados como "normales".
Yoshua Oviedo Ugalde

1 comentario:

  1. Pensamos que ha sido un buen comienzo. Falta lo más difícil: ¡continuar!

    ResponderEliminar

Deje su comentario, hagamos de este esfuerzo algo colectivo. El cine para todos y todas.